GAC
EmprendimientoGustavo CisnerosSpeeches

Siempre es un gusto para mí poder dirigirme a los jóvenes de la región, a aquellos que con sus ideas e innovación están dando un nuevo impulso a la economía de América Latina; pero lo es aún más, poder hacerlo al lado de mi hija Adriana y en Miami.

Recientemente participé con Adriana en el conversatorio “Espíritu Empresarial, Visión y Crecimiento en América Latina” en el marco de e-Merge Americas, un espacio creado para hablar y dar a conocer nuevas tendencias en tecnología y startups.

Aryeh Bourkoff, un gran empresario y amigo, estuvo como moderador, nos fue posible compartir  con los asistentes los retos a los que por más de ocho décadas hemos hecho frente en Cisneros, cuál ha sido nuestra visión de largo plazo como compañía y cómo ha sido la evolución en estos años -desde los inicios, de la mano de mi padre hasta mi foco en la internacionalización; así como la misión y visión que ha impreso Adriana de cara a las siguientes décadas-. El papel de Adriana desde su rol de Directora de Estrategia hasta hoy como CEO de Cisneros, ha sido fundamental para llevar al grupo hacia la innovación, el avance tecnológico y la diversificación de mercados… nos ha hecho movernos rápidamente, tal como se necesita para estar en la cima.

Gran ejemplo de ello es la transición que hemos realizado hacia el  social media, que hoy a través de Cisneros Interactive, se ha convertido en uno de los ejes clave de nuestro negocio, al igual que nuestro enfoque en América Latina.  Aryeh nos preguntaba al respecto y nuestra respuesta es que en Cisneros estamos convencidos de la necesidad de continuar apostando e invirtiendo en América Latina, somos realmente optimistas sobre el futuro de la región y cada día vemos grandes ejemplos de su potencial -basta ver lo rápido que están crecimiento las compañías brasileñas, por ejemplo-.

Me entusiasma mucho ser parte de este tipo de eventos, estar cerca de emprendedores y poder contribuir desde la experiencia, a que continúen trabajando por materializar sus sueños y desarrollar empresas latinas en Estados Unidos. Actualmente los latinos tienen mucho que aportar no solo en el ámbito tecnológico, sino en muchos otras áreas y poder así contribuir a crear empleo, generar riqueza y bienestar social.

Emilio Azcarraga, Gustavo Cisneros y Jerry Perenchio
Gustavo CisnerosOpiniones

Hace unos días recibí la triste noticia del fallecimiento de mi gran amigo, Jerry Perenchio, quien fuera un exitoso y astuto empresario, poseedor de una gran visión innovadora.  Enseguida comencé a recordar con aprecio y nostalgia los momentos gratos que viví con él, y los desafíos que encaramos para cumplir el sueño de incursionar en el mercado hispano de Estados Unidos con un canal de televisión que ofreciera al público programación totalmente en español. La idea era crear contenidos que pudieran satisfacer plenamente las necesidades de información y entretenimiento de los hispanos, un sector apenas incipiente que en ese momento daba escasos indicios de que se convertiría en la primera minoría del país.

Cómo olvidar aquella gran aventura que emprendimos en 1992 Jerry Perenchio, Emilio Azcárraga Milmo y un servidor, con la compra de Univisión. En ese momento el proyecto era todo un reto y pocos confiaban en él. Sin embargo, nosotros seguimos adelante con gran determinación, convencidos de que el incipiente mercado hispano podía llegar a ser algo mucho más contundente.

Reconozco que fue una compra arriesgada, pero en conjunto logramos construir una nueva forma de producir para los hispanos; una televisora con contenidos afines a esta gran comunidad que crecía rápidamente; contenidos que les permitían mantener sus vínculos con sus orígenes y a la vez crear sentido de comunidad y pertenencia en Estados Unidos.

Apostamos y acertamos y Univisión se convirtió muy pronto en una gran fuerza comunicacional y en un referente dentro del medio televisivo de Estados Unidos.   Se trató de una sociedad tan exitosa que culminó con la venta del Canal en USD$12 billones en 2007, enmarcándose en la historia como una de las jugadas más exitosas en la industria.

De Jerry admiré siempre su visión en los negocios, su conocimiento de los medios de comunicación, su forma de animarnos a soñar y su filantropía, que lo llevaba incluso a realizar acciones de grandísima generosidad, al ser totalmente anónimas.

¡Gracias por los momentos compartidos, Jerry, te recordaremos siempre!!

descarga
Opiniones

Tuve el honor de recibir un honoris causa en Humanidades por la Universidad de Miami y acompañar a los jóvenes graduados de la generación 2017 de los Colegios de Negocios e Ingeniería.

La Universidad me concedió, además, la gran oportunidad de brindar el discurso de apertura durante la ceremonia, dentro del cual quise compartir con los estudiantes algunas experiencias tanto de mi vida profesional como personal. Ver sus caras y escuchar sus comentarios fue gratificante; me llena de orgullo y felicidad pensar que estas lecciones aprendidas a lo largo de cinco décadas, pueden servir e inspirar a otros para trabajar duro y generar ideas e iniciativas en beneficio de los demás.

Gracias a la tecnología, hoy puedo compartir también con ustedes estos aprendizajes acumulados.

Quise transmitir a los asistentes un mensaje para mantener la mente abierta y una actitud positiva, aprender a equivocarse para crecer más, entender que se puede generar un impacto en la sociedad a través de los cuestionamientos y retos profesionales y comprender la importancia de siempre aportar ideas frescas y trabajar duro. Cada una de estas reflexiones las hice pensando en ellos, sin embargo, están basadas en lo que yo he vivido y en lo que sé que vivirán, porque la sociedad evoluciona, pero las experiencias se transmiten.

Qué orgullo y agradecimiento sentí al recibir un homenaje de este tipo por la Universidad de una de mis ciudades amadas: Miami, pero más orgullo sentí al pensar que tuve por la responsabilidad de expresarle a cientos de personas y ahora a ustedes, el valor de la educación como una herramienta para luchar contra la pobreza e impulsar el progreso social.

Nuestros futuros están entrelazados y en esa medida, debemos siempre cuestionarnos lo que podemos ofrecer al mundo y de qué forma podemos hacer la diferencia.

Infinitas gracias a la Universidad de Miami por darme esta gran oportunidad de estar tan cerca de las nuevas generaciones.

Ver discurso completo en español

Ver galería de fotos del evento

unnamed (2)
Latin AmericaRSE

En los últimos años se ha hecho evidente un aumento progresivo del turismo en múltiples zonas del planeta; algo que quizás no era una práctica habitual hace unos 40 o 50 años es hoy por hoy, y más aun gracias al desarrollo tecnológico y de las comunicaciones, algo cotidiano. Seguramente por esa razón, Banki-moon, Secretario General de la ONU, ha dicho que “el turismo se ha convertido en una poderosa fuerza transformadora que tiene una influencia decisiva en la vida de millones de personas”. Y no le falta razón puesto que, según la Organización Mundial del Turismo, la demanda internacional de esta actividad mantiene un crecimiento sostenido desde hace siete años, con Asia y el Pacífico liderando este crecimiento con un 8%, al igual que África con el mismo incremento del 8%,por encima de América y Europa, y un crecimiento en la región caribe del 4%.

La importancia económica que ha tomado esta actividad en los países latinoamericanos, y en todo el mundo, ha escalado de tal manera que ya representa el 10% del PIB mundial y uno de cada once empleos pertenece al turismo. Sin embargo aún no queda claro que las empresas, trabajadores y turistas comprendan los desafíos que se deben gestionar para que el turismo sea una práctica positiva para todos y para nuestro planet Es seguramente por esa razón que la ONU ha declarado el 2017 como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.Pero, a qué se refiere el turismo sostenible? De acuerdo a la ONU el turismo sostenible requiere de una gestión exitosa, no solamente desde el punto de vista de la generación de riqueza, sino también de la inclusión social, empleo y reducción de la pobreza, del uso eficiente de los recursos y la protección del medio ambiente, y la promoción de los valores culturales de cada región, la diversidad y el patrimonio, y la promoción de una cultura de paz y seguridad.

En este contexto, en el que el 2017 es el Año Internacional del Turismo Sostenible, me enorgullece profundamente que el mes pasado hayamos sido seleccionados entre los ganadores de los Premios de la Organización Mundial de Turismo a la Excelencia y la Innovación en el Turismo, ello confirma nuestro compromiso, comprobado esta vez en la Fundación Tropicalia desde la cual incluimos a micro y pequeñas empresas en la cadena de suministro para nuestro emprendimiento en República Dominicana: Tropicalia.

unnamed (1)La Fundación Tropicalia fue creada en 2008 para diseñar e implementar programas de mejora para las zonas de influencia del Proyecto Tropicalia enfocadas en educación, medio ambiente, productividad, bienestar y cultura.

Y es que desde que concebimos el proyecto de Tropicalia hace más de una década lo hicimos bajo la creencia de que es posible impulsar esta actividad con responsabilidad por el medio ambiente, respeto por los trabajadores y en armonía con las comunidades alrededor de un proyecto turístico. Anexo la reseña al proyecto emprendido por Fundación Tropicalia y el emotivo momento de la premiación.

De cada uno de nosotros depende que este año se tome mayor conciencia y se mejoren las prácticas, tanto desde la perspectiva de un turista como la del empresario y el trabajador que vive del turismo. Hagamos que el turismo sea un viaje más allá de lo físico y territorial y se convierta en una actividad más integral más placentero y positivo para todos y de comprensión de cada entorno nuevo que exploramos.

© 2016 Scott Rudd
www.scottruddevents.com
scott.rudd@gmail.com
CisnerosRSE

En los años 90, cuando junto a mi esposa Patty, creamos la Colección Patricia Phelps de Cisneros (CPPC), nos comprometimos con promocionar los valores culturales latinoamericanos. Lo que había comenzado con el deleite del coleccionismo, se convirtió en la responsabilidad de compartir la diversidad y sofisticación del arte latinoamericano a través de más de 60 exposiciones y múltiples préstamos a instituciones por todo el mundo. El trabajo ha sido arduo pero también gratificante y los reconocimientos han sido elocuentes.

Luego de años de constancia, el equipo de la CPPC hace historia. Desde esta semana 150 obras que formaban parte de la Colección ahora le pertenecen al Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA). Esta donación pone a Latinoamérica y su arte moderno en la más importante plataforma artística del mundo, insertándola en un contexto global y dándole el papel relevante que tiene en la historia del arte universal.

A partir de ahora, los visitantes del MoMa podrán apreciar obras de Jesús Soto, Geraldo de Barros, Hélio Oiticica, Waldemar Cordeiro, Juan Melé, Willys de Castro, Carlos Cruz-Diez, Tomás Maldonado, Lygia Clark, Gego, y Mira Schendel, entre otros grandes artistas en las salas de museo, y en el 2020 podrán ver una gran exposición dedicada a estas obras en la nueva aplicación del museo.

En su afán de preservar y compartir la apreciación de las obras y llegar al mayor número de personas posible, la CPPC ha desarrollado relaciones sólidas con instituciones afines a su vocación de expandir el conocimiento del arte latinoamericano. En esta ocasión, se entrega parte del conocimiento a un museo como el MoMA, que tiene renombrada experiencia y un alcance de tres millones de visitantes al año, y 12 millones de visitantes virtuales.

Los caminos entre Patty y el MoMA se unieron, de hecho mucho antes de que se creara la CPPC, cuando ella ingresó al Consejo Internacional del Museo en 1981. Han pasado los años y la relación se ha estrechado cada vez más, a tal punto que hoy tenemos la confianza absoluta para entregar 150 obras y abrir un fondo para la creación de un centro de investigación para el arte de Latinoamérica. Está de más decir que este acontecimiento cumple los sueños de Patty, los cuales comparto y apoyo plenamente.

Me uno a mi esposa Patty, y mis hijos Guillermo, Carolina y Adriana y nuestro gran equipo de la CPPC para celebrar esta extraordinaria oportunidad de dar a conocer a Latinoamérica en el MoMA a través de sus más altos representantes del arte moderno. ¡Enhorabuena para todos! Sigamos trabajando para difundir el arte de nuestro hemisferio en todos los escenarios posibles!

entrepeneur
Opiniones

En septiembre de 2013, Endeavor, una organización sin fines de lucro dedicada a impulsar el emprendimiento de alto impacto y que hoy apoya a más de 1000 emprendedores en todo el mundo, inició operaciones en Miami, gracias al apoyo de la Fundación Knight y donde mi hija Adriana fue invitada a formar el comité fundador.

Desde su incursión en Cisneros, Adriana ha infundido a la compañía un gran espíritu emprendedor tanto al interior como al exterior de ella, consciente de la responsabilidad que actualmente tenemos los empresarios de impulsar el desarrollo de los países a través del emprendimiento, acercando a los jóvenes no sólo el financiamiento sino el Know-How necesario para convertir sus ideas en negocios potentes.

Es así, que en diciembre del año pasado y en mi calidad de Mentor de Endeavor, tuve el honor de participar como juez del ISP (International Selection Panel). Junto con mis homólogos Jocelyn Cortez-Young, Daniel Heise y Lisa Raggiri, así como los miembros de la Junta Directiva, Maurice Ferré, Sean Wolfington, Andrés Moreno y Ernest Bachrach; pude entrevistar y conocer los proyectos de emprendedores provenientes de 15 países, quienes participaron en un riguroso proceso para poder formar parte de esta red global.

Durante el ISP de 2014, 40 emprendedores de alto impacto, representantes de 22 compañías, fueron seleccionados por el panel y recibidos como nuevos miembros de Endeavor.

En específico, dentro del grupo de presentaciones del que formé parte, hubo una compañía española que llamó poderosamente mi atención, Shazura (antes conocida como Shot & Shop), un software que planea revolucionar la manera en la que se realizan las búsquedas de imágenes en internet. Esta moderna tecnología desarrollada por Sira Pérez de la Coba, transforma las fotos o videos en números para después convertirlas en datos comparables con otros de la red y de esta forma facilitar la navegación.

En los últimos años, a través de Cisneros Interactive, en Cisneros hemos puesto gran énfasis en el desarrollo de compañías digitales que aporten valor y en Shazura, hemos visto una gran capacidad para facilitar de muchas maneras la vida de las personas, además de representar una excelente oportunidad para el desarrollo del comercio electrónico. Durante sus inicios, este emprendimiento ayudó a miles de usuarios a encontrar prendas a su gusto, basándose en un solo patrón.

Es por ello, que hoy me complace compartir con ustedes que junto con mi hija Adriana, Edgar Bronfman Jr. –Former Chairman y CEO de Warner Music Group- y el emprendedor jordano Walid Tahabsem, hemos decidido apoyar a Sira para llevar el uso de su plataforma a otro nivel; esto a través de un financiamiento de US$1. millones, con lo que la compañía estará en posibilidades de instalarse muy pronto en Silicon Valley.

En Cisneros, estamos orgullosos de poder impulsar este tipo de proyectos innovadores que contribuyen al empoderamiento de la web, como una herramienta de negocios.

Les comparto esta nota con toda la información: Spanish Startup Wins Billionaire Backing for “Google of Images”.

gustavo-cisneros-the-banker-republica-dominicana
Entrevistas

Recientemente, en el marco de la Reunión Anual del Banco Interamericano de Desarrollo, tuve la oportunidad de participar en una mesa de discusión organizada por la prestigiosa  publicación británica The Banker, sobre el rápido crecimiento que ha experimentado República Dominicana en los últimos años y sus planes de desarrollo sustentable.

El diálogo fue dirigido por la editora de economía de la publicación, Silvia Pavoni, y contó con la participación de personajes de gran relevancia para el país como Enrique Ramírez Paniagua, Administrador General del Banco de Reservas; Fernando Capellán, Presidente Ejecutivo del Grupo M y CODEVI; José Miguel González Cuadra, Presidente Ejecutivo de CCN y Reuven Bigio, CEO y Vice-Chairman de Grupo GB.

El panorama macroeconómico, la relación entre el desarrollo y la política social,  la vocación turística del país, el sistema financiero y bancario, así como la inversión extranjera directa, fueron los principales temas que tuvimos la oportunidad de dialogar y cuyas conclusiones se publican en la presente edición de The Banker.

Según afirma Silvia Pavoni, “República Dominicana es, sin duda, la estrella económica actual de América Latina en términos de crecimiento” al contar con una próspera industria turística, un sector minero revitalizado y una economía saludable con sólidos niveles de inversión.

The Banker destaca también el crecimiento de 7% del PIB que registró República Dominicana en 2015, producto entre otros factores, de la capacidad del país para mantener sus déficit presupuestarios controlados.

En febrero pasado, desde Cisneros anunciamos el comienzo de la construcción de Tropicalia Four Seasons, nuestra mayor apuesta por República Dominicana, con la que buscamos contribuir a la puesta en valor del país como una referencia en materia de Turismo Sostenible. Estamos muy entusiasmados de poder ser parte del sólido crecimiento de esta tierra a la que tanto queremos.

tropicalia-gustavo-cisneros-adriana-cisneros-william-phelan
Cisneros

Hoy marca el comienzo de un nuevo capítulo para nuestra empresa y nuestra familia. Con mucho orgullo anunciamos el inicio de Tropicalia, un destino turístico de lujo en la costa sur de Samaná, en Playa Esmeralda, República Dominicana.

Mi relación con esta zona del país, Costa Esmeralda, es de esas que surgen del amor a primera vista.  Desde que recorrí sus playas por primera vez la vi desde el aire, hace 25 años, tuve claro que frente a mí se presentaba la oportunidad de hacer algo diferente en mi vida, algo con lo que además íbamos a poder devolverle al país lo que nos había dado hasta entonces y nos sigue dando hoy: el calor de su gente y la belleza de su entorno. Es lo que hace de la República Dominicana, nuestro segundo hogar, un paraje especial y especial tenía que ser nuestra propuesta. Así surgió Tropicalia hace ya casi una década.


A lo largo de este tiempo, hemos invertido en la comunidad y el medioambiente de Miches sabiendo que son lo más importante. Queríamos asegurarnos de sembrar raíces firmes para garantizar la sostenibilidad de lo que nos propusiéramos hacer y lo estamos consiguiendo. En ello ha tenido mucho que ver el modelo que decidimos aplicar: la alianza público-privada. Hemos trabajado de la mano con el Ministerio de Obras Públicas, el Ministerio de Turismo, el Ministerio de Medio Ambiente, el Ministerio de Educación, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y del Fondo Multilateral de Inversiones del BID, y otras fundaciones nacionales e internacionales.

La educación ha centrado parte de los esfuerzos. Hoy podemos decir que, gracias a la Fundación Tropicalia, más de tres mil estudiantes han mejorado sus destrezas y resultados académicos. También 250 profesores han elevado sus capacidades docentes y conocimiento.

Los más de 210 millones de pesos dedicados a programas para mejorar las habilidades productivas de la comunidad buscando su integración en la cadena de valor han dado un impulso al emprendimiento y la educación financiera entre más de veinte mil pobladores de Miches y sus alrededores.

El día de ayer dimos el primer paso para continuar nuestro andar con la idea de que el bienestar ya logrado se mantenga y crezca. La construcción del hotel  Four Seasons Tropicalia va a cambiar el paradigma del turismo de lujo en República Dominicana, y representa un salto cualitativo y cuantitativo de gigantesca dimensión, con un alcance incalculable de valor para el país, que catalizará una nueva era de proyectos de este calibre.

Four Seasons Tropicalia contará con 169 llaves, además de las 40 residencias de la marca Four Seasons, un espectacular campo de golf y diversas amenidades que formarán parte de la primera etapa de Tropicalia en su conjunto.

Esto supone una inversión de 310 millones de dólares en un plazo de dos años. Durante su periodo de construcción y operación dará empleo a 1,800 personas. Tener este hotel de lujo sostenible forma parte del plan de desarrollo inmobiliario de baja densidad y bajo impacto ambiental en la zona, el buque insignia de Cisneros Real Estate.

Durante estos años hemos aprendido mucho de Costa Esmeralda, de su gente y de su entorno. Era necesario para la sostenibilidad de un proyecto como Tropicalia. Hoy estamos seguros de haber sembrado un árbol fuerte, robusto y sano.

venezuela
Opiniones

Desde Tolomeo, los seres humanos han descrito los contornos de la tierra y el mar a partir de sus observaciones, dibujando el mapa de nuevo con cada descubrimiento. Incluso ahora que poseemos una multitud de herramientas científicas para describir la geografía del mundo con gran precisión, aún quedan territorios inexplorados en nuestro entendimiento de sus límites culturales, y cómo estos están interconectados a través de fronteras. Con disposición aventurera, lo que encontramos al observar nuestras suposiciones con una mirada fresca puede cambiar para siempre el mapa mental de lo que creíamos saber.

Una suposición común es que la distancia genera diferencia. Aunque existen distinciones entre países y pueblos, creo que nuestras cabezas están armadas para ser más parecidas que distintas entre sí. Para mí siempre ha sido importante entender qué nos conecta a todos nosotros. En Latinoamérica veo similitudes entre, por ejemplo, Brasil y Argentina, Venezuela y Colombia, Bolivia y Perú. Tenemos ancestros e historia en común a través de nuestras guerras de independencia. E incluso después, cuando nos separamos en algunos sentidos, hemos compartido una cultura tremenda, y tenemos dos idiomas que nos unen a todos.

El intercambio global está basado en cooperación y colaboración, y Latinoamérica ha sido el nexo del comercio y la cultura global desde el periodo colonial. No es nada nuevo: la creación de estas redes de finanzas, ideas, objetos y personas que nos unen de tantas maneras, y que ahora nos referimos a ellas como globalización, ha estado ocurriendo por mucho tiempo, a lo largo de enormes distancias.

Como tantas familias alrededor del mundo, la familia de mis nietos ha incluido a hombres y mujeres dispuestos a tomar riesgos para superar distancias y así restablecerse en una tierra más oportuna. Ancestros tanto del lado Cisneros como Phelps –mi familia y la de mi esposa Patty– encontraron un hogar en España, Venezuela, Cuba, Trinidad, la Florida española, Inglaterra y Estados Unidos. Al investigar nuestra genealogía para nuestros nietos, ha quedado claro que una disposición, aparentemente genética, para la aventura así como un sentido de la vital importancia de la educación para todos y una habilidad para adaptarse y cambiar –combinadas con momentos de buena fortuna– nos han permitido responder a los retos y tener éxito. Con ese éxito vienen responsabilidades.

Una responsabilidad que nos tomamos muy en serio es la preservación de muchos de los maravillosos ejemplos del material cultural de Latinoamérica que contienen nuestras colecciones. Preservar esa herencia artística necesita de mucho más que el trabajo crucial de procurarla físicamente. Requiere darle nuevas avenidas de correspondencia con otras obras de arte y otras tradiciones, donde puedan ser estudiadas en público, así como la creación de nuevos estudios que revelen conexiones y datos previamente ocultos.

Cuando Patty y yo empezamos a coleccionar paisajes de Latinoamérica dibujados por artistas viajeros que venían y provenían de la región, reconocimos que las imágenes que pintaron del siglo XVII y el siglo XIX representaban una manera de percibir un mundo cuyas fronteras trascendían sus límites políticos. Además, nos otorgaron un entendimiento de Latinoamérica como un participante continuo en redes de ideas interconectadas, de tradiciones e intercambios fructíferos.

Nos ha encantado poder colaborar con el Hunter College, el City University del Graduate Center de Nueva York y Americas Society para organizar una exhibición de los paisajes que muestran estas conexiones, así como publicar un libro sobre ellos, con nuevos estudios, cortesía de distinguidos académicos y estudiantes de ambas escuelas.

Patty y yo estamos especialmente orgullosos de los estudiantes cuya investigación y trabajo curatorial contribuyeron tremendamente tanto a la exhibición como al libro. Su trabajo ha contribuido de forma importante a la preservación intelectual que permitirá que estas obras vivan para una nueva generación, que sin duda descubrirá en ellas identidades nacionales con mucho más en común de lo que antes imaginaron.

presidente
EntrevistasGustavo Cisneros

Me emociona mucho poder compartir con ustedes que el pasado 16 de octubre se cristalizó uno de los mayores sueños de mi vida, al presentar “Los Cisneros: Rostros y Rastros (1570-2015).

La Real Academia de la Historia en Madrid fue el recinto donde junto a mi esposa Patty, mi hijo Guillermo y entrañables amigos como José María Aznar, Ana Botella, y Bieito Rubido, culminó un trabajo de más de tres décadas de investigación acerca del origen de nuestra familia.

“Los Cisneros: Rostros y Rastros (1570-2015)”, recolecta las raíces de los Jiménez de Cisneros, desde sus inicios en Palencia, España; la cual se vieron obligados a abandonar por las circunstancias, con una permanencia breve en La Habana, Cumaná y dos décadas de estancia en Puerto España, para por fin asentarse en Caracas.

En 1982, dos años después del fallecimiento de mi padre -Diego Cisneros-, emprendí esta aventura inspirada en él, quien en sus momentos de reflexión me pedía junto a mi madre Albertina, que recuperara la historia de la familia para la posteridad.

Escrito por José Ángel Rodríguez, este libro es un homenaje a la memoria de mi padre, el cual no hubiera sido posible sin la colaboración de brillantes historiadores y archivistas como Antonio Herrera-Vaillant, Juan Torres Fontes, Manuel Amador González y Álvaro García Castro, además de la colaboración de Doña Carmen Iglesias en el prólogo y de Julio Ortega para el epílogo, a quienes agradezco profundamente la dedicación y cariño que han puesto a este proyecto.

Asimismo un agradecimiento especial a Don Javier Garciadiego, quién me acompañó durante la presentación del a obra en la Universidad de Brown y  Doña Enriqueta Vila Vilar, quien me honró con su presencia en esta ocasión.

Si bien este libro parte de ser una pesquisa sobre los orígenes de la familia Jiménez de Cisneros, finalmente retrata una amplia historia común que nos abraza desde el Atlántico hasta el Pacífico, así como de una lengua común para contarla; es por ello, que espero esta obra sirva de inspiración no sólo para los descendientes de los Jiménez Cisneros de profundizar y conocer sus orígenes, sino para todas aquellas familias cuya historia ilustre las redes iberoamericanas que hacen tejido en nuestra historia común.